Назад

Интервью Посла России Ю.Корчагина телеканалу "Intereconomía" и "La Gaceta"

'Hay una coincidencia, digamos extraña, en el derribo del avión ruso'

Las puertas del Kremlin se abrían este jueves por la tarde para recibir al presidente francés, François Hollande, en el marco de su ronda internacional de contactos para la lucha coordinada contra el Estado Islámico. Era imposible que el presidente de Rusia,Vladimir Putin, no estuviera en la agenda del francés, dado que Rusia abandera la lucha contra el ISIS desde hace meses. Con Siria y el tensísimo conflicto con Turquía como telón de fondo, las puertas de la Embajada de Rusia se abren, esta vez en Madrid, para recibir a Intereconomía Televisión y Gaceta.es, en una entrevista con su embajador, Yuri P. Korchagin.

-Su país está envuelto en un grave incidente diplomático con Turquía por el derribo de un avión ruso el pasado martes. El derribo de su avión se produce justo en el momento en el que Rusia estaba llegando a un acuerdo con otras potencias occidentales para derrotar al Estado Islámico. ¿Casualidad?

Lo que ha ocurrido es más que un conflicto diplomático porque tenemos dos militares muertos, dos víctimas: el piloto que al catapultarse del avión derribado fue ametrallado desde tierra -lo cual contradice al derecho internacional que prohíbe explícitamente ametrallar o cazar a los pilotos de aviones derribados que se salvan con paracaídas, tal como señala la convención de Ginebra- y un marine del grupo de rescate que estaba buscando a esos pilotos y que, gracias a Dios, pudieron salvar al otro piloto. No es casualidad lo que usted dice. Hay una coincidencia digamos extraña cuando ese ataque se produce justo después de que aviones rusos empezaban a atacar los convoyes con el petróleo ilegítimo que circula por ahí.

-¿Cree que Turquía u otros países de la Alianza están interesados en impedir el acercamiento de Rusia con la OTAN?

La OTAN no está involucrada en la resolución del conflicto sirio. Por ello se trataría, si vamos a interpretar su pregunta, de que este accidente seguramente impide la cooperación que se perfilaba ya de una manera bastante clara. Usted ha escuchado como la parte rusa, nuestro presidente Vladimir Putin, ha definido lo ocurrido como una “puñalada por la espalda de los que luchan contra el terrorismo”.

-Vayamos a Siria. ¿Qué balance hace de la Guerra contra el Estado Islámico en ese país? ¿Quién está ganando: los terroristas o el resto de países?

Para tener una victoria se necesita una alianza verdadera de los que están contra el terrorismo. Los hechos nos enseñan que la coalición que ya luchó durante todo un año contra el terrorismo en Siria no ha logrado unos resultados visibles, sino que el territorio que ocupa el ISIS se incrementó. Cuando Rusia entró empezaron los ataques efectivos y eso se nota; es fácil de comprobar entrando al sitio web o escuchando los informes que cada día hace el Ministerio de Defensa con mapas, croquis, informes detallados de coordenadas...

-¿Cree entonces que el ISIS es ahora más débil?

Es prematuro hablar de ello, pero seguramente los ataques de la fuerza de aviación cósmica de la Federación de Rusia hacen daño importante, sobre todo cuando afectan a los depósitos de armas, a los pozos de petróleo ilegal, los campos de entrenamiento, a los convoyes…

-¿Cree necesaria una intervención terrestre de las tropas rusas en Siria? ¿Qué condiciones se tienen que dar allí para que Rusia considere completada la misión, para que entone el misión cumplida?

Nunca se ha hablado de tropas rusas en terreno sirio. Las únicas tropas que luchan son las del Gobierno sirio y los ataques aéreos de Rusia y otros países de la coalición son un apoyo a esas tropas, que en las últimas semanas han hecho un progreso bastante notable en la liberación de aldeas y ciudades ocupadas.

-¿Cuándo se diría entonces lo de misión cumplida?

El objetivo es común y bastante conocido: terminar con el terrorismo en Siria. La misión estará terminada cuando esté liberado el territorio de este país soberano.

-Bashar Al Asad está en el centro del debate. Desde EE.UU. dicen que es condición sine qua non que deje el poder para el futuro de la región. ¿Qué piensa Rusia?

Para algunos países lamentablemente es así, pero nosotros preferimos no repetir los errores del pasado. Lo que se ha hecho en Irak y, pasados varios años, en Libia tratando de convencer a la comunidad internacional de que solamente la caída o apartar a un líder -sea un dictador o como se quiera denominar- significaría el surgimiento rápido de un estado democrático y bueno para la población ha resultado ser una fantasía.

-¿Un ejemplo?

Lo vemos en Libia. No tiene nada que ver con lo que se había prometido con la salida -forzosa en aquel caso- de un líder. Nuestra posición respecto a Siria es acabar con el terrorismo y, después, el propio pueblo sirio debe decidir quién gobierna y qué composición tiene que tener… y no por un dedazo. Empecé mi carrera en un país donde escuché ese término. No debe ser por un dedazo exterior.

-¿Cómo juzga el papel de España en este conflicto internacional? ¿Cree que el Gobierno de Mariano Rajoy está actuando de manera determinada contra la amenaza del terrorismo islamista?

No corresponde a un embajador extranjero definir la actitud de un Gobierno soberano de un país aliado y hermano como España, pero hemos notado una posición muy a favor de encontrar una solución en Siria. Se han realizado varias reuniones de la oposición siria gracias al Gobierno español y entendemos que todo eso fue en búsqueda de una palanca y un apoyo al esfuerzo de la comunidad internacional de encontrar una solución. España, además hace un gran trabajo como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU para apoyar todos esos esfuerzos.

-El atentado contra un avión ruso cuando sobrevolaba el Sinaí y que costó la vida a 224 personas, fue una clara represalia por su papel en Siria: ¿Temen más ataques, esta vez en su país?

Lamentablemente este no fue el primer ataque contra Rusia. Como España, Rusia también ha conocido los ataques viles y cobardes del terrorismo [recuerda el embajador el ataque al Teatro Dubrovka en 2002]. Dudo que el pueblo ruso pueda temer a alguien, pero se toman las medidas necesarias para no permitir que se repita ese terrorismo.

-Cuando habla de terrorismo internacional, ¿se refiere a cualquier tipo de terrorismo o al islamista?

Ahora la lucha internacional está representada por el radicalismo del así llamado Estado Islámico.

-¿Cómo ve Rusia la crisis de los refugiados que está viviendo Europa? ¿Está más a favor de las políticas de Viktor Orbán, el primer ministro húngaro, que reivindicó mayor control fronterizo, o es partidario de abrir las fronteras ante esta crisis de refugiados?

Rusia no forma parte de la Unión Europa y usted me pregunta por países que forman parte de esta unión y resuelven sus problemas entre sí. Pero, hablando de la crisis de refugiados, usted seguramente sabe que Rusia es el segundo país del mundo en acoger a extranjeros refugiados con más de 11 millones de personas. Casi 1 millón de ucranianos están refugiados en Rusia ahora. Tenemos controles fronterizos, evidentemente, y un procedimiento que se puede consultar en internet. Una persona puede convertirse en refugiado o solicitar la posibilidad de trabajar en Rusia temporalmente. Todas las formas internacionales e internas rusas según la legislación que tenemos se cumplen.

-Una vez que una persona entra en Rusia, ¿cuál es la política del país para que acepten los códigos, las conductas que rigen a los rusos, para evitar guetos, por ejemplo?

Rusia y el pueblo ruso son muy hospitalarios, como se conoce tradicionalmente. Pero la idea que tratamos de transmitir a todos los que acogemos, a los que damos la bienvenida en Rusia, es que si vienen a nuestro país con buena voluntad (trabajar, refugiarse, formar una familia…) tienen que aceptar nuestras leyes y nuestras costumbres y tradiciones. Nadie niega que ejerzan sus propias tradiciones pero la formación de guetos o chinatowns no es un formato que apoya o ayuda a la asimilación y conocimiento más profundo de un país que te dio las condiciones para poder vivir en él.

-Putin ha hecho gala de una voluntad firme en la defensa de la identidad cristiana y de la familia. ¿Por qué los defiende con esa convicción?

Porque le parece que son unos postulados, unas ideas, buenas y correctas… El amor al prójimo; una familia que es un hombre que ama a la mujer y no ejerce la violencia contra ella, que cría a sus hijos, sean de ellos o adoptados; que los ancianos gozan del respeto que deben tener por parte de los jóvenes… si usted no comparte esos puntos de vista… Ese creo que es uno de los rasgos que dan el apoyo popular a mi presidente, supongo.

-¿Cómo cree que trata la prensa española las noticias que llegan de Rusia y lo que envuelve al presidente Putin?

No me sorprende su pregunta [el embajador saca un recorte de prensa y lee el fragmento de un artículo que condena la actitud rusa tras el derribo de un avión por parte de Turquía]. Nosotros no somos miembros de la OTAN, pero la convicción de un diplomático es que ser miembro de una gran alianza político-militar no conlleva solamente el derecho de acudir a otros 27 miembros para que corrijan sus propios errores, sino una gran responsabilidad de cada miembro de no comprometer a los demás a corregir, en lugar de uno mismo, los propios errores o hacer a los otros responsables del error propio. Ese es mi juicio y para el autor de este artículo, si nos está viendo, le diría que eso es una cosa que hay que tener en cuenta, supongo. Quizá no conozco bien la legislación de la OTAN.

-Y sobre la prensa internacional…

A veces me parece raro lo que se escribe de mi país o del presidente de Rusia. La cultura periodística rusa es algo diferente, y no hablo de periodistas internos [del Estado] que digan ‘no voy a escribir esto porque me cortan el salario’. La cultura es que un líder de un país democráticamente elegido lo es porque la gente lo votó. Por eso, perjudicar esa imagen es perjudicar al votante. En nuestro periodismo se puede criticar a un país, evidentemente, pero a veces en el Occidente colectivo veo una especie de demonización del líder.

-Señor embajador. Son muchos los telespectadores de Intereconomía y lectores de Gaceta.es que nos hacen llegar su acercamiento al papel de Rusia en la escena internacional. Hay cierto cambio en la percepción de Rusia. ¿Lo notan ustedes?

En estos días estamos recibiendo muchas cartas y correos, vemos en los blogs que los españoles nos mandan unas muestras de solidaridad, de pésame por la muerte del piloto que para nosotros es un apoyo muy bueno que sentimos con el corazón. Y quería aprovechar para agradecer a quienes hacen estos gestos tan buenos.