Atrás

Entrevista del Embajador de Rusia en España Yuri Korchagin a ABC

«Londres necesitaba un caso como el de Skripal para desviar la atención del Brexit»

 

El embajador de Rusia en España, Yuri Korchagin, califica de «ilícito» el bombardeo de EE.UU., Reino Unido y Francia contra Siria y de «montaje» el ataque químico sobre Duma

Rusia ha recuperado la categoría de enemigo peligroso, que ya ostentó la URSS. Así la consideran los líderes internacionales, tras responsabilizarle de promover una guerra de desinformación en Occidente, del presunto envenenamiento del exespía Serguéi Skripal y su hija, o de apoyar el régimen sirio, presunto responsable de ataques químicos contra la población civil. También la OTAN, con la que Moscú mantiene una tensa relación desde hace décadas, la tiene en su punto de mira. ABC ha conversado esta semana con el embajador de la Federación Rusa en España, Yuri Korchagin, sobre los últimos y controvertidos acontecimientos que salpican su política internacional. La entrevista tiene lugar unas horas después del encuentro histórico entre los presidentes de las dos coreas, Kim Jong-un y Moon Jae-in, que el diplomático aplaude: «Siempre hemos dicho que a través del diálogo se solucionan los problemas. Nosotros estamos a favor de estos encuentros».

Mientras dos enemigos históricos parecen acercar posturas, otros dos enemigos históricos –EE.UU. y Rusia– se alejan cada vez más. Con la llegada de Donald Trump se anunciaba una mejora de las relaciones entre ambos países, pero no ha sido así...

Eso lo dijo Trump durante su campaña, y nosotros lo vimos de una manera positiva. Si un político dice que hay que tender puentes y crear un diálogo, nos parece muy positivo, pero la realidad es diferente. El miércoles hubo una flagrante violación del derecho internacional, de las relaciones diplomáticas y consulares, pues sin el permiso de la parte rusa personal ajeno al consulado de Rusia en Seattle [cerrado el pasado mes de marzo como respuesta al presunto envenamiento del exespía Serguéi, en Londres, del que se acusa a Moscú] han violado el recinto y han entrado. Si vamos a seguir así, ignorando o violando las leyes internacionales habrá un caos. Nos parece muy alarmante lo que está pasando.

Otro de sus frentes con EE.UU. es el bombardeo realizado, conjuntamente con Reino Unido y Francia, sobre Siria en respuesta al presunto ataque con armas químicas del régimen de Assad en Duma. Ustedes aseguraron que la acción aliada tendría consecuencias. ¿Cuál será su respuesta?

Nuestra respuesta fue condenar este ataque, completamente ilícito. Fue una agresión contra un estado soberano, un ataque que contradice completamente al derecho internacional, a la carta de la ONU. Además se sabe, que ese tipo de acciones solo las permite el Consejo de Seguridad. También se barajó, y nuestros militares lo dijeron, la posibilidad de suministrar algunos equipos más modernos de defensa antiaérea a Siria y a otros países. Algo que no hicimos en su tiempo por la explícita petición de algunos socios de Occidente.

El año pasado Trump ya bombardeó en solitario una base siria, tras otro ataque químico. Este año lo ha hecho acompañado por Reino Unido y por Francia. ¿Le ha sorprendido la decisión del presidente Emmanuel Macron de sumarse a esta acción?

No lo puedo entender. Cuando aumenta el número de países que violan el derecho internacional, me parece que es muy alarmante. Ignoro los intereses u objetivos que perseguían los dirigentes de cada uno de esos países, pero no se puede defender la legitimidad de ese ataque de ningún modo.

Rusia califica de montaje el ataque con armas química del 7 de abril sobre Duma, uno de los últimos enclaves rebeldes del país, del que ha sido acusado el régimen de Bashar al Assad. ¿Tienen pruebas que respalden esa afirmación? ¿Quién estaría detrás?

Sí, tenemos pruebas. Quiero citar la conferencia de prensa realizada el jueves en La Haya por parte de la representación permanente de la Federación de Rusia ante la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), y en la que participaron también representantes de Siria. Logramos que fueran a La Haya médicos, expertos y gente que se encontraba justo en el lugar donde supuestamente se produjo el ataque químico. Además, los periodistas han encontrado a un niño de once años, que aparece en un vídeo realizado por los conocidos como «Cascos blancos» [un grupo de civiles organizado para rescatar a víctimas de entre los escombros, pero que Siria califica como terrorista], que sirvió de base para justificar un ataque militar ilegítimo. Imagínese, una película facilitada por un grupo que ya en el pasado fue acusado de realizar montajes. Según los testigos, un grupo de personas entraron al hospital gritando «ataque químico, ataque químico». Y todo el mundo se asustó. Empezaron a arrojar agua a todos, incluido este niño, al que después dieron unas pasas... En la actualidad, el menor está completamente sano, no tiene ninguna secuela que confirme el ataque. Antes de esta conferencia de prensa y esta demostración, hubo un briefing del ministerio de Defensa de la Federación rusa en el que se explicó cómo fue escenificado el ataque. 

Reino Unido ha calificado la presentación de testigos en La Haya como un «truco». Ambas partes se acusan mutuamente de montaje y escenificación. ¿Dónde está la verdad? Qué podemos o debemos creer?

Hay que creer a los testigos, y no un vídeo o unas fotografías. El año pasado sucedió lo mismo. Los mismos niños fueron vistos después. Se utilizan este tipo de imágenes dramáticas porque provoca, de manera rápida, emociones y reacciones de rechazo. Ese es el objetivo de estas «fake news».

Otro de las acusaciones contra Rusia es la reiterada distribución de «fake news», una herramienta que cada vez utilizan más gobiernos para manipular a la opinión pública.

Yo no diría que son los gobiernos. Hay empresas especiales, que utilizan eso como un medio para su trabajo. Hay mucho «fake news», y el más relevante últimamente ha sido el del envenamiento de los Skripal. En este caso, hay que preguntarse a quién beneficia esto: ¿A Rusia? Para nada, todo lo contrario. Todo este alboroto le perjudica, por eso hay que excluirla de la lista de responsables. Eso ha sido reconocido a nivel privado, pero no públicamente.

Entonces, ¿quién está detrás del envenenamiento con gas nervioso de Skripal y de su hija?

Aquí me gustaría hacer referencia a la «neolengua» de George Orwell. Hablando de este caso se ha utilizado [por parte del Reino Unido] dos expresiones muy conocidas: «con mucha probabilidad y porque no existe otra versión creíble del hecho». Esto le lleva a uno a pensar que detrás de todo esto está Londres. ¿Por qué? Porque ideólogos del Brexit han descubierto el abismo al que han llegado con su decisión. Cuando se han dado cuenta del daño que está haciendo a su propio país han inventado una cosa con mucha resonancia que distraiga a la opinión pública. Después han intentado aprovechar la solidaridad de la Unión Europea, para ablandar un poco a los 27 en sus negociaciones. Una solidaridad inexplicable. Cuando cada país echó a varios diplomáticos rusos, me pareció una forma de entender la solidaridad de manera errónea.

Un medio ha asegurado que Estados Unidos estaba obligando a la OTAN ha realizar pruebas nucleares contra Rusia, ¿Verdad o «fake news»?

Consideramos que EE.UU. ha violado el Tratado de no Proliferación de Armas Nucleares al invitar a los efectivos de los países no nucleares de la OTAN a participar en misiones conjuntas nucleares en Europa. Eso nos preocupa, porque es una evidente violación del tratado.

¿Qué opina de la decisión de Trump, casi irrevocable, de revisar el Acuerdo nuclear alcanzado con Irán en 2015?

Revisar un acuerdo que fue el mayor éxito diplomático durante muchísimos años sería un camino al fracaso. No lo apoyamos. La UE defiende la misma posición. Esta decisión de revisarlo puede ser muy peligroso. Va a derrumbar todo este frágil equilibrio logrado en torno a este acuerdo. 

El término Guerra Fría vuelve a presidir las relaciones entre EE.UU. y Rusia,y entre Occidente y el bloque comunista. ¿A qué se debe ese renacer?

El término Guerra Fría tenía un rasgo muy distintivo: era un conflicto entre dos ideologías. Ahora ese conflicto no existe. Rusia es un estado democrático, con economía de mercado,. Estoy convencido de que el origen del conflicto actual es que Rusia tiene una política independiente. Intenta convencer a cualquier estado, por muy pequeño que sea, de que debe tener voz en el concierto internacional. Rusia no acepta la arrogancia en las relaciones internacionales. Muchos políticos occidentales no habían sido entrenados para aceptar esta postura, les parece ilógico que un estado defienda sus propios intereses o que le pueda molestar que haya maniobras militares cerca de sus fronteras. El origen de esto es la política independiente de Rusia no aceptada por muchos políticos occidentales.

¿Está siguiendo las investigaciones de la trama rusa en torno al presidente Trump y su equipo? ¿Qué siente cuando lee alguna información sobre este tema?

La decepción que ha sentido el Partido Demócrata tras perder las elecciones ha sido tan profunda que un año después de la derrota no la podía aceptar. El fiasco es tan profundo que están intentado utilizar esto en la lucha interna. El tema siempre está presente. Es una herramienta en la lucha política interna de los EE.UU.. Eso hace daño a las relaciones entre dos potencias nucleares de cuyo diálogo depende la seguridad internacional. Es muy preocupante la clase política que trata de empeorar las relaciones entre Moscú y Washington. Y creo que no es consciente de esto

Para terminar, otra consecuencia del caso Skripal es que más de medio centenar de eurodiputados han pedido que los gobiernos no manden representación oficial al Mundial de Fútbol Rusia 2018... 

La fiesta del mundial la protagonizan las selecciones nacionales y los futbolistas, y no comitivas de burócratas. Si no viene algún político no le vamos a echar de menos. Los importantes son los futbolistas y el público (se ríe).

Y la seguridad, tanto en lo relativo a posibles ataques terroristas como a enfrentamientos entre diferentes grupos de aficionados...

La seguridad, en todos sus aspectos, está bien pensada. Nuestros organismos especiales de policía están en contacto internacional con todos los países participantes, con los que hay canales especiales de comunicación e interacción. Vamos a actuar juntos.

 

Material relacionado:

«Londres necesitaba un caso como el de Skripal para desviar la atención del Brexit»

VIDEO: La OPAQ escucha testimonios que niegan el ataque químico en Duma